Saturday, April 14, 2018

La Orden Jesuita en Venezuela


- 4 de abril de 2018 5:33 am

Historia y Tradición

Su Santidad Francisco, es el primer Papa perteneciente a la Orden Jesuita en la historia de la iglesia católica. López de Regalde o Yañez Azpetia, mejor conocido como San Ignacio de Loyola, nació en Guipúzcoa el 24 de octubre de 1491, desempeñándose en 1521 como capitán del ejército español en la defensa del castillo de Pamplona, recibió varias heridas. Durante su larga convalecencia, dedicado a la lectura de libros religiosos, le vino la feliz idea de fundar en 1540 la Orden Religiosa que hoy en día se ufana de llevar su sagrado nombre.


La Compañía de Jesús, fue creada y puesta en servicio en Paris el 14 de mayo de 1543, siendo San Ignacio de Loyola el “Superior” y redactor del Manual de Funcionamiento de la Orden, aún vigente con ligeras modificaciones; con la visión de promover activamente la religión católica, la educación de la familia y de los pueblos del mundo. Los primeros misioneros jesuitas en América llegaron a Brasil en 1549; a Venezuela en 1628; fundan en Mérida el colegio San Francisco Javier, origen del Real Colegio Seminario de San Buenaventura, convertido en 1810 en la Real Universidad de San Buenaventura de Mérida, y el 24 de septiembre de 1883 en la Ilustre Universidad de los Andes.

En la región de Guayana iniciaron su labor desde 1646, dedicados a la conversión de los indígenas, alfabetizándolos y enseñándoles oficios para mejorar su nivel de vida, dejándole esa responsabilidad a los Capuchinos en 1681. La Orden Jesuita en Venezuela, estuvo presente en la selvática región del Meta y Casanare desde 1661; en Achaguas-Apure desde 1669 y en el Alto Orinoco desde 1679. El Presbítero Manuel Román en su recorrido por la selva, descubrió el río Casiquiare en 1744. La permanencia en las regiones inhóspitas, se vieron limitadas por las enfermedades, carencia de logística y en ocasiones por ataque de los aborígenes.

El rey Carlos III, desde el palacio de El Pardo, emitió el 27 de febrero de 1767, un decreto de expulsión de los jesuitas de los territorios españoles en el Nuevo Mundo, Francia, y Portugal, incluía las provincias españolas de castilla, Aragón, Andalucía, Toledo, Quito, Perú, Chile, Paraguay, Cerdeña, Filipinas y Nueva Granada. El decreto contemplaba la confiscación de todos los bienes (obras de arte, orfebrería, objetos religiosos, instalaciones, bibliotecas y mobiliarios).

Portugal ya los había expulsado en 1759, para el momento del extrañamiento, la capitanía general de Venezuela, dependía del virreinato de la Nueva Granada. Dejaron hondo vacío por los servicios sociales, religiosos y educativos que prestaban; quedó casi paralizada la ganadería, la minería y la educación. Cada sacerdote al momento de su salida, llevaba un manteo (capa) y un Cristo de cobre, pendiente de un cordón negro, representando la salida a la calle y el viaje largo.

Regresaron a Venezuela en 1916, durante el mandato de Juan Vicente Gómez, para reiniciar su brillante labor. En 1922 fundan el colegio San Ignacio de Loyola en Caracas; el liceo San José de Mérida en 1928; el liceo San Luís Gonzaga en Maracaibo en 1945. El liceo Jesús Obrero en Caracas en 1948; el Javier en Barquisimeto en 1953, el Gumilla en Pto. Ordaz en 1957; la Universidad Católica Andrés Bello en 1953; la Universidad Católica del Táchira en 1961 y los colegios Fe y Alegría y Jesús Obrero, extendidos en Venezuela y en el exterior.

Churuguarero777@gmail.com


Saturday, March 10, 2018

60 años de Vida religiosa del Papa Francisco. Entrevista al P. Arturo Sosa Abascal


El Superior General de los Jesuitas, en entrevista con Vatican News



Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

El 13 de marzo de 2018 se cumplen cinco años de la elección del primer Papa jesuita, del primer Papa proveniente de América Latina, del primer pontífice que no es nativo de Europa, Oriente Medio o Norte de África. Sesenta años atrás, Jorge Mario Bergoglio entraba en la Compañía de Jesús, el 11 marzo de 1958.

¿Cómo era la Compañía en los años jóvenes de Bergoglio? El padre Arturo Sosa Abascal, XXXI Superior General de los Jesuitas, elegido en 2016, responde a esta y a otras preguntas en esta entrevista para Vatican News.

R. Es una pregunta difícil para mí porque era un niño de diez años en ese momento, pero estaba estudiando en un Colegio de la Compañía en Caracas, Venezuela. Era un momento de esperanza hacia el Concilio: el Concilio estaba preparándose, era la etapa previa. Era una Compañía de Jesús al estilo de lo que se formó con la restauración en el siglo XIX. Sin embargo, surgían algunos elementos importantes que luego florecen con el Concilio. En concreto, en Europa surge una reflexión teológica profunda, con otra perspectiva, más abierta a los cambios que se veían en el medioambiente. En América Latina se empezaba a hablar de crear centros de acción e investigación social. El padre Janssens invitó a todas las provincias latinoamericanas a crear centros de reflexión, investigación y acción social, y se destinó a muchos jóvenes jesuitas al estudio de las ciencias sociales. Empieza la apertura hacia lo que hemos llamado luego la inculturación, en India, en África, en Asia. La Compañía empieza a tener interés en echar raíces en cada cultura. Es un momento en que por fuera no se ven muchos cambios, pero sí hay esfuerzos para ir buscando la manera de enfrentar un mundo que se veía cada vez más complicado. Esa fue la etapa del padre Bergoglio. Se ordena durante el Concilio Vaticano II con la elección del padre Arrupe. Su vida apostólica inicia precisamente cuando todo esto eso sale hacia afuera y está dando frutos. En América Latina el Concilio fue una explosión de esperanza y la Iglesia sintió un viento fuerte que llevó a buscar nuevas vías para vivir la vida cristiana, y llevó a estar más comprometidos con la suerte de los pueblos. Era un periodo en que América Latina estaba buscando nuevas vías de desarrollo; era un momento muy entusiasmante para los jóvenes jesuitas de esa época, y para los que estaban alrededor de la Compañía de Jesús en ese momento.


Saturday, February 17, 2018

Un exorcista fue director espiritual del Papa Francisco






ACI Prensa

Uno de los directores espirituales que tuvo el Papa Francisco fue el sacerdote jesuita y exorcista, P. Carlos Aldunate Lyon, que ahora tiene 101 años y con quien se encontró en su reciente viaje a Chile en enero de este año.

El reencuentro con el P. Aldunate se dio durante la reunión que sostuvo el Pontífice con los jesuitas de Chile en el Santuario de San Alberto Hurtado, en Santiago el 16 de enero.

“¡Me alegra ver al P. Carlos! Fue mi director espiritual en el año 1960 durante mi juniorado”, dijo al iniciar el encuentro el Pontífice.

El P. Carlos Aldunate es autor del libro “El demonio, doctrina y práctica católica”. En una entrevista concedida al Portal Luz en 2011, el sacerdote explicó que lo escribió a raíz “de un discurso de Pablo VI el año 1972”, en el que el beato se refería a la necesidad de luchar contra el diablo.

En la entrevista, el P. Aldunate explica que ha realizado exorcismos “por la necesidad de las personas, es claro. Si uno sospecha que una persona necesita un exorcismo, entonces toma el teléfono y llama al obispo para pedir autorización”.

En su opinión, que un sacerdote haga exorcismos “es una obligación de caridad. Muchos sacerdotes no lo hacen por falta de experiencia o porque no se les ocurre. No sé cómo sea la formación del clero en esto hoy en día”.

En el encuentro que sostuvo con los jesuitas de Chile en enero, el Papa compartió el consejo que le dio el P. Aldunate y que nunca olvidó: “Carlos era bedel (auxiliar) y era… el rey del sentido común. Aconsejaba espiritualmente con mucho sentido común. Una vez, me acuerdo que fui a verlo porque estaba con mucha rabia contra una persona. Quería decirle cuatro cosas, decirle esto no va, eres esto y esto. Él me dijo: ‘¡Cálmate! ¿En serio quieres romper con él desde el saque? Prueba otros caminos’.
Ese consejo no lo olvidé nunca y le agradezco ahora por esto”.

El diálogo que el Papa sostuvo con los jesuitas de Chile y Perú ha sido publicado este jueves 15 de febrero por la revista jesuita italiana, La Civiltá Cattolica, cuyos artículos son revisados por la Secretaría de Estado del Vaticano.

El P. Carlos Aldunate Lyon nació en Santiago de Chile en 1916. Fue ordenado sacerdote en Argentina en 1944. En 1948 obtuvo un doctorado en Filosofía en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica).

Fue rector de seminario jesuita de Chile y de varios colegios en el país. También fue profesor en la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y en la Universidad del Norte, de la que también fue rector.

Ha realizado exorcismos y desde 1975 se ha dedicado a dar retiros y cursos de espiritualidad en Chile y el extranjero.

Fue además iniciador de la Renovación Carismática en Chile durante la década de 1970.



Monday, February 5, 2018

Los Jesuitas controlan la Banca española


Arucas Blog Revista Digital



DEC
21




20 ene 13. Esta actual 'Crisis Económica y Financiera Mundial' ha sido artificialmente creada por los Bancos controlados por los Jesuitas (además de los Bancos Centrales ideados por el Jesuita Marx e implementados y controlados por la Orden también). Bancos tales como Bank of America, Goldman Sachs, JP Morgan, Bankia, BBVA, etcétera, etcétera, todos estos brindaron la excusa para la implementación por parte de los estados mundiales, también bajo la pesada bota Jesuita, (como EE.UU. y España), de cargar el peso de la deuda sobre el pueblo con una mano, mientras que con la otra hacer llover dinero sobre los culpables de ésta crisis: los Satanistas encabezados por la Orden de los Jesuitas, la Propaganda Due, y el resto de las moscas de Beelzebub.

Bankia ejecuta más del 80% de los desahucios en Madrid

Rodrigo Rato

Rodrigo Rato, nacido en 1949, es hijo de dos riquísimas familias de Asturias, encarnadas por su padre, Ramón Rato, y su madre, Aurora Figaredo. Su padre fue uno de los grandes banqueros de España (El País, 8 de mayo de 2012). Formado por los jesuitas, realizará sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid y en Berkeley. A los 30 años ingresa en Alianza Popular (AP), de la que se convertirá en dirigente, y después en el Partido Popular (PP), formación unificada y creada por el franquista Manuel Fraga. (Fuente)

Tras estudiar con los Jesuitas de Chamartín y comenzar la universidad en el ICADE, se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1971, obtuvo un máster en Administración de Empresas por la Universidad de Berkeley (California) tres años más tarde y, ya siendo Ministro de Economía de España, se doctoró en 2003 en Economía Política por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid. (Fuente)

Rato abandona Bankia el mismo día que Rajoy ha admitido que está dispuesto a rescatar los bancos con dinero público y que 'Expansión' publica que el Gobierno planea inyectar 7.000 millones de euros de ayuda pública en Bankia, 'atrapado' con unos créditos vinculados al 'ladrillo' por 37.500 millones de euros.

José Ignacio Goirigolzarri

Su sucesor, Goirigolzarri, abandonó el cargo de consejero delegado en BBVA en 2009 con una pensión de más de 50 millones de euros. Goirgolzarri es otro discípulo de los jesuitas. Por tanto, el BBVA está controlado por La Orden. (Fuente)

Emilio Botín

Emilio Botín, Jefe del Banco Santander (cuyo símbolo es la SS [Shutzstaffel, o Santa Sede]), fue educado por los Jesuitas en el colegio de la Inmaculada de Gijón, y en la Universidad de Deusto. También el BBVA, Bankia, Banco Financiero y de Ahorros, Caja Madrid, Bancaja, etc, todos controlados por los Jesuitas! (Fuente)

Saturday, February 3, 2018

Óscar Contardo: “Los jesuitas han encubierto abusos”


Autor: Ignacio Bazán

Actualizado: 03 Feb 2018





Hace tres años que el periodista Óscar Contardo prepara un libro sobre abusos cometidos por representantes de la Iglesia. En su investigación se encontró con varios casos dentro de los jesuitas que, acusa, han sido tapados. “Hay una tremenda hipocresía de muchos sacerdotes de hacer de Karadima un chivo expiatorio para hacer parecer que su mundo está limpio”, dice.


El periodista y escritor Óscar Contardo lleva tres años trabajando en un libro sobre abusos dentro de la Iglesia y ha sido uno de los protagonistas en el reciente destape de las denuncias a sacerdotes jesuitas, en particular del caso del sacerdote Jaime Guzmán Astaburuaga. “Sólo se ha empezado a hablar de esto después del comunicado de los jesuitas del 22 de enero en que decían que el cura Guzmán había sido condenado por abuso”, dice Contardo.

Su tesis y una de las razones por las que ha preferido hablar antes de que estas historias se incluyan en su libro, tiene que ver con que “a los jesuitas se les mide con otra vara”.

La investigación de Contardo parte con una historia central que es la historia de un cura salesiano. Fue así como se metió en el tema de las denuncias canónicas: cómo se comportaban las congregaciones o el Arzobispado ante denuncias de este tipo. Y así fue como llegó a los jesuitas. Antes de Jaime Guzmán, Contardo tomó el caso de las denuncias sobre Eugenio Valenzuela, un ex provincial de los jesuitas, que fue denunciado por tres hombres. “La solución a esas denuncias fue muy ambigua”, dice.

El también columnista de Reportajes relata que se juntó a hablar con los tres acusadores de Valenzuela. “Así me enteré que la Compañía de Jesús había dilatado en más de dos años las primeras denuncias. Este es el mismo modus operandi, lo mismo que pasa en cualquier otra congregación. A mí me sorprendía la manera en que se trataba de otra forma a los jesuitas, y la manera en que los sacerdotes jesuitas más populares y con más tribuna en la televisión y en los medios, pontificaban sobre los otros”.

¿Te consta que los tres acusadores de Valenzuela hayan querido hablar públicamente de estos hechos?

Hay uno que fue público, el primero. Los otros dos no. El primero fue un sacerdote jesuita que denunció a Eugenio Valenzuela, pero como éste era el provincial, el mismo denunciado, designó a su investigador. Y su investigador fue un amigo que había sido su director espiritual. Esa persona, en lugar de investigar, maltrató insistentemente al denunciante hasta que le hizo cambiar la figura de la denuncia.

¿Cómo cambió esa figura?

De abuso sexual a abuso efectivo. Cuando haces una denuncia canónica ellos no te dan nada, ninguna prueba o documento de que denunciaron. Tampoco les dan un plazo o un documento después de la sentencia. En estos tres casos, los jesuitas se comportaron como todas las otras congregaciones. A partir de esas denuncias di con la condena del cura Guzmán, que era una condena que se había mantenido secreta. Según ellos, porque no les creo, fue porque una de las víctimas había querido que se mantuviera secreto. Pero no era necesario identificar a esa persona para difundir en la comunidad que este señor Jaime Guzmán, que por décadas había trabajado con niños y jóvenes, había abusado de niños y adolescentes. Después aparece otro denunciante, quien dice que nunca pidió que esto fuera secreto. Como todo eso es interno, es secreto. Y la gente no habla porque no saben que otros han denunciado, porque tienen miedo. ¿Y por qué tienen miedo? Por el poder que tienen los jesuitas.

¿Por qué hubo silencio por tantos años en un colegio como el San Ignacio?

Por poder y por contactos, básicamente. Mucha gente que sabía esto dentro del San Ignacio no quería contarlo. Primero, por miedo a la sanción que iba a tener del resto y después por cuidar a la institución porque hay una fuerte idea de que la institución está por sobre las personas. Eso me parece alarmante porque significa un desdén por el sufrimiento ajeno.

Ahí entra lo que dice Sebastián Errázuriz, el artista y ex alumno del colegio, quien dice que hace 17 años le hizo saber de esto al padre Fernando Montes y no hizo nada…

Sí. Por eso lo digo en la radio porque vi a Fernando Montes pontificando en cuanto al encubrimiento de Karadima cuando en los jesuitas ha pasado lo mismo. Vuelvo al tema del encubrimiento. Cuando pasó lo de Eugenio Valenzuela, el cura Montes fue invitado por lo menos tres veces a TVN y jamás se le preguntó de esto. Berríos estuvo invitado cuatro veces a TVN e incluso había huelga en el Hogar de Cristo y no le preguntaron ni de la huelga ni de los abusos dentro de los jesuitas. Eso es encubrimiento. Hay hipocresía de muchas sacerdotes de hacer de Karadima un chivo expiatorio para hacer parecer que su mundo está limpio. Y eso no es así. Están dando una imagen equivocada a la opinión pública.


Sunday, January 14, 2018

El Papa se encontrará con víctimas de dictadura en Chile


13 enero, 2018






El Papa se encontrará con víctimas de dictadura en Chile

El Papa Francisco se reunirá con dos víctimas de la dictadura militar de Chile durante su próximo viaje, y no descarta un encuentro privado con víctimas de abuso sexual clerical, dijo el Vaticano el jueves. El vocero Greg Burke hizo los comentarios al anunciar los detalles del viaje del 15 al 21 de enero a Chile y Perú, el viaje número 22 de Francisco y el sexto a su continente natal, Sudamérica.

El encuentro con dos víctimas del régimen de Pinochet 1973-1990 tendrá lugar el 18 de enero en la ciudad norteña de Iquique. Burke no dio más detalles que decir que le darían una carta a Francis.

También se le preguntó a Burke si Francisco se reuniría con víctimas de abuso. Burke dijo que no se planificó una reunión “pero eso no significa que sea imposible” y agregó que tales reuniones son mejores cuando se realizan en privado. Dijo que era “claramente un tema importante” en Chile, donde el escándalo ha dañado seriamente la credibilidad de la Iglesia Católica.

Justo esta semana, la base de datos en línea www.BishopAccountability.org dijo que había encontrado a 78 sacerdotes o miembros de órdenes religiosas acusados ​​o condenados de manera creíble por abuso contra menores. Francisco en el pasado se ha encontrado en encuentros previamente no anunciados con víctimas de abuso en el Vaticano y en los Estados Unidos, pero su historial en el cumplimiento de su “tolerancia cero” al abuso ha sido cuestionado por los sobrevivientes.
Experiencia de un suramericano

Si bien Francisco nunca tuvo que lidiar con la crisis de abuso en su Argentina natal, está íntimamente familiarizado con la experiencia de la región con las dictaduras militares de los años setenta y ochenta. El primer papa latinoamericano de la historia estuvo a cargo de los jesuitas argentinos durante la “guerra sucia”, cuando miles de supuestos izquierdistas fueron asesinados o “desaparecieron” a manos de la junta militar argentina.

En el vecino Chile, después de un golpe sangriento que llevó al general Augusto Pinochet al poder, alrededor de 40,000 personas fueron asesinadas, torturadas o encarceladas por razones políticas. El gobierno estima que 3,095 fueron asesinados, incluyendo aproximadamente 1,200 que fueron desaparecidos por la fuerza.

Francisco estudió en Chile en 1960 durante su noviciado con los jesuitas, y cuenta con algunos de sus clérigos como amigos cercanos y consejeros. El objetivo de Francisco de visitar Chile y Perú es destacar la difícil situación de los pueblos indígenas y el delicado ecosistema amazónico.

De acuerdo con sus preocupaciones ecológicas, viajará por los dos países en popemobiles usados, en lugar de tener nuevos equipos equipados, como es la norma. En Chile, los tres popemobiles en los que viajará se usaron por primera vez durante sus viajes a los Estados Unidos y Bolivia en 2015, mientras que sus popemobiles peruanos fueron enviados desde Colombia después de su viaje al país el año pasado, dijo Burke.




Misterio Bergoglio. Por qué el general de los jesuitas no lo quería obispo


Sandro Magister

5 enero, 2018



Está por llegar un nuevo libro sobre el papa Francisco que ya suscita discusiones, mucho antes de su salida a la venta, anunciada para el 26 de febrero:

> Lost Shepherd: How Pope Francis is Misleading His Flock


El título suena decididamente crítico, pero no por prejuicio. El autor del libro, Philip Lawler, es en Estados Unidos una firma católica entre las más respetadas y equilibradas. Ha sido director de “Catholic World Report“, la revista de Ignatius Press, la editorial fundada por el jesuita Joseph Fessio, discípulo de Joseph Ratzinger. Hoy dirige “Catholic World News“. Nació y creció en Boston. Está casado y es padre de siete hijos.

En la etapa inicial del pontificado de Francisco, Lawler no ha dejado de apreciar las novedades. Pero ahora, justamente, ha llegado a ver en él al “pastor desconcertado” de una grey que está a la deriva.

Y ha madurado este juicio crítico sobre Jorge Mario Bergoglio papa, también gracias a una revisión cuidadosa del Bergoglio jesuita y obispo en Argentina.

Que es exactamente lo que han hecho también otros biógrafos del actual Papa, tanto los favorables como los contrarios a él: reconstruir su recorrido argentino, para extraer de allí una mayor comprensión de su obrar como Papa.

*

Un ejemplo llamativo de esta revisión de la fase argentina de Bergoglio está en el último de los libros publicados hasta ahora sobre el: “Il papa dittatore” [El Papa dictador], difundido en forma de e-book en italiano y en inglésdesde fines del pasado otoño, de autor anónimo, muy probablemente angloparlante, que se oculta bajo el seudónimo de Marcantonio Colonna.

Uno de los pasajes de “Il papa dittatore” que suscitó más sensación es aquél en el que el autor levanta el velo sobre el juicio respecto a Bergoglio escrito en 1991 por el superior general de la Compañía de Jesús, el holandés Peter Hans Kolvenbach (1928-2016), en el curso de las consultas secretas a favor o en contra del nombramiento del mismo Bergoglio como obispo auxiliar de Buenos Aires.

Escribe el seudo Marcantonio Colonna:

“El texto del informe jamás se hizo público, pero el siguiente estado de la situación fue dado a conocer por un sacerdote que tuvo acceso al informe antes que desapareciera del archivo de los jesuitas. El padre Kolvenbach acusaba a Bergoglio de una serie de defectos, que van desde el uso habitual de un lenguaje vulgar hasta la falsedad, a la desobediencia escondida bajo la máscara de la humildad y a la falta de equilibrio psicológico. En la perspectiva de su idoneidad como futuro obispo, el informe resaltaba que como provincial había sido una persona que sembró divisiones en su Orden”.

Demasiado poco y demasiado vago. Pero es indudable la existencia de un juicio sobre Bergoglio pedido por las autoridades vaticanas a Kolvenbach en vista de su nombramiento como obispo.

Así como es indudable la fuerte fricción que había entre el entonces simple jesuita y sus superiores de la Compañía de Jesús, tanto en Argentina como en Roma.

Sobre esta fricción proporcionan informaciones abundantes, sólidas y convergentes otras biografías de Bergoglio, no sospechables de hostilidad preconcebida, porque fueron escritas por autores muy próximos a él o incluso fueron revisadas por él en el transcurso de su redacción.

Es este último el caso, en particular, del volumen “Aquel Francisco“, escrito por los argentinos Javier Cámara y Sebastián Pfaffen con la supervisión del Papa, dedicado precisamente a los años de mayor aislamiento de Bergoglio dentro de la Compañía de Jesús.

En ese volumen no se silencia que sus adversarios jesuitas llegaron directamente a hacer circular el rumor que Bergoglio había sido enviado al exilio en Córdoba, “porque estaba enfermo, loco”.

Pero se silencia totalmente el juicio contrario a su nombramiento como obispo, escrito por el general de los jesuitas, Kolvenbach, cuyo nombre no aparece ni siquiera una sola vez en las más de 300 páginas del libro.

Y no hay noticias del informe Kolvenbach ni siquiera en la que hasta ahora es la biografía de Bergoglio más “amiga” y exhaustiva, escrita por el inglés Austen Ivereigh:

> The Great Reformer. Francis and the Making of a Radical Pope

Pero sobre el origen y sobre el contexto de ese juicio negativo de Kolvenbach las informaciones dadas por Ivereigh/Bergoglio son numerosas y preciosas. Y merecen ser retomadas aquí.

*

A sus roces con los hermanos argentinos el mismo Bergoglio hizo referencia en la entrevista publicada en “La Civiltà Cattolica” y en otras revistas de la Compañía de Jesús, poco después de su elevación al papado:

“Mi modo autoritario y rápido de tomar decisiones me ha llevado a tener problemas graves y a ser acusado de ser ultraconservador. Pero jamás he sido de derecha”.

En Argentina, en efecto, los que guiaron la campaña contra Bergoglio fueron los jesuitas del Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), “en su mayoría pertenecientes – advierte Ivereigh – a la alta burguesía y al ambiente académico” iluminista y progresista, irritados por el éxito de ese jesuita “proveniente de la clase baja y sin ni siquiera un doctorado en teología”, que “privilegiaba la religiosidad popular desatendiendo los centros de investigación”: un tipo de religiosidad “muy próxima a la gente, a los pobres”, pero a su juicio “más peronista que moderna”.

No fue suficiente, para tranquilizarlos, que Bergoglio dejase de ser provincial de los jesuitas argentinos en 1979, pues su liderazgo sobre una fracción consistente de la Compañía no disminuyó en nada. Mas aun, escribe Ivereigh, “tenía más influencia ahora que toda la que había tenido como provincial”.

Pero precisamente por esto sus adversarios estaban cada vez más intolerantes. Las críticas del CIAS y de otros llegaron a Roma, a la curia generalicia de la Compañía de Jesús, donde también el asistente para América Latina, José Fernández Castañeda, era hostil a Bergoglio, y evidentemente convencieron al nuevo superior general Kolvenbach. Quien, en efecto, en 1986, al momento de elegir al nuevo jefe de la provincia argentina, nombró justamente al candidato del CIAS, Víctor Zorzín, quien inmediatamente puso como su mano derecha “a uno de los más feroces críticos de Bergoglio”, el padre Ignacio García-Mata, que lo sucederá.

Siguió a ello una limpieza que Ivereigh compara con el “desencuentro entre peronistas y antiperonistas” de la Argentina en los años 50´, con la diferencia que ahora “los ‘gorilas’, los antiperonistas fanáticos, estaban con el CIAS, mientras que el ‘pueblo’ estaba con Bergoglio y sus partidarios”. En síntesis: “una limpieza radical, en la que se revocaba absolutamente todo lo que estaba asociado con el régimen depuesto”.

¿Y Bergoglio? En mayo de ese mismo 1986, en acuerdo con el nuevo provincial, Zorzín, emigró a Alemania, formalmente para un doctorado sobre Romano Guardini. Pero en diciembre de ese mismo año ya estaba de vuelta en su patria, para alegría de sus todavía numerosos seguidores. Quienes en efecto lograron elegirlo precisamente a él como procurador de la provincia argentina para una cumbre celebrada justamente en la curia generalicia de Roma en setiembre de 1987.

Al año siguiente fue Kolvenbach quien se llegó a Argentina, para un encuentro con los provinciales del continente. Pero evitó encontrarse con Bergoglio, aunque éste se alojaba a pocos pasos de aquél. Escribe Ivereigh: “En los siguientes dos años la provincia se partió cada vez más profundamente” y Bergoglio “fue acusado en forma cada vez más insistente de fomentar ese desencuentro”. Cita una frase verbal de las reuniones de los consultores del provincial: “En cada encuentro hablábamos de él. Era una preocupación constante decidir qué debíamos hacer con este hombre”.

En 1990 enviaron a Bergoglio al exilio en Córdoba, sin ningún cargo, y mandaron al exterior a sus hermanos más cercanos a él. Pero poco después se produjo el milagro. El arzobispo de Buenos Aires, Antonio Quarracino, pidió a Roma tener precisamente a Bergoglio como obispo auxiliar. Y lo logró.

Ivereigh no dice una sola palabra. Pero es aquí, en las consultas secretas que preceden al nombramiento de cada nuevo obispo, que el superior general de los jesuitas, Kolvenbach, puso por escrito su juicio negativo sobre el nombramiento de Bergoglio. Pero no fue escuchado. Sin embargo, hay un episodio, inmediatamente después de la consagración de Bergoglio como obispo, en el verano de 1992, que muestra cuan áspero seguía siendo el desacuerdo entre los dos.

Mientras esperaba que se estableciera cuál iba a ser su nuevo hogar, Bergoglio se hospedó en la casa de la curia jesuita de Buenos Aires, en la que en el ínterin había llegado a ser provincial su archienemigo García-Mata.


Sunday, December 31, 2017

"Espero que la visita sea un aire fresco para una Iglesia ensimismada"




Eduardo Silva, S.J., rector de la universidad Alberto Hurtado:


domingo, 31 de diciembre de 2017

Mariela Herrera Muzio
Reportajes
El Mercurio

El sacerdote jesuita destaca que Francisco rompió muchos estereotipos. "Ya no es la figura del Papa infalible". Y explica por qué la Iglesia es distinta a la que recibió a Juan Pablo II, en 1987. "Hoy está desacreditada, alicaída, a la defensiva".

Mientras en los patios de Almirante Barroso número 10 los jóvenes se acercan a los mesones de la Feria de la Postulación, en el segundo piso de la casona que alberga las oficinas centrales de la Universidad Alberto Hurtado, su rector, el sacerdote jesuita Eduardo Silva, reflexiona sobre el Chile y la Iglesia que recibirán al Papa Francisco, integrante también de la Compañía.

"Es alguien de nuestra tradición, bebemos del mismo pozo", dice con algo de satisfacción, aunque advierte que los jesuitas "somos muy distintos unos de otros"

-Se supone a él más conservador que los jesuitas chilenos, que son más progresistas...

-Como arzobispo de Buenos Aires, él fue progresista. Su preocupación eran las poblaciones marginales del gran Buenos Aires, apoyó mucho a los curas villeros. En general, la Iglesia argentina es muy social, es peronista. Tienen un interés más social que en lo político y la Iglesia chilena es más política. El primer viaje que él hizo fue a Lampedusa, donde llegan los refugiados de África a Europa. Visita cárceles... Creo que está muy por delante de nosotros en materia social. Y, como se dice, "no se hacen tortillas sin quebrar huevos"; él ha quebrado muchos huevos. Lo más interesante es que ya no es la figura del Papa infalible, que habla siempre como en dogma. Él se equivoca, a veces dice tonteras como cualquier ser humano. Él se atreve.

-Para algunos llamó la atención el viaje del padre Fernando Montes al Vaticano, invitado por el gobierno de Chile. ¿Fue a hacer lobby previo a la visita?

-La curia con que le tocó hablar a Fernando Montes conocía a Chile de memoria. Hace muy poco fue la visita Ad Limina, donde todos los obispos chilenos se reunieron con el Papa y ellos llegaron consoladísimos, contentos. Espero que la visita del Papa sea una especie de aire fresco, de aire vivo a una Iglesia que está desacreditada, golpeada, ensimismada.

"Quienes apuntábamos con el dedo por las conductas sexuales de los chilenos teníamos tejado de vidrio"

-En el año 87 había una efervescencia por la venida de Juan Pablo II que no se ve ahora. ¿Se debe a la situación política del país o al estado de la Iglesia Católica?

-Juan Pablo visitó un país y una Iglesia totalmente distintos a los que visitará Francisco. En el 87, el país estaba saliendo del túnel de la dictadura hacia la democracia. Hoy estamos al descampado, en una suerte de tratar de apropiarnos de esta globalización del capital y del individualismo, intentando ver cómo transformamos el modelo de desarrollo. Es interesante que, mientras Fernando Atria dice que hay que transformar el modelo para suprimirlo, Harald Beyer dice que hay que transformar el modelo para consolidarlo. Pero lo que ambos quieren es transformar el modelo para hacerlo más humano, con mejores pensiones, con mejor educación, más igualdad, mejor salud.

-¿Es otra Iglesia la que recibe al Papa?

-Sí, la de esos años era una Iglesia prestigiada que había sabido ponerse en el lugar que le corresponde, con las víctimas de los Derechos Humanos, ser voz de los sin voz. Y hoy tenemos una Iglesia desacreditada, un poco alicaída, a la defensiva y creo que eso tiene una cierta explicación. Un ejemplo: cuando en 1991 Aylwin dice que las tareas son recuperar la democracia, verdad y justicia en DD.HH., crecimiento con equidad, ese mismo año el cardenal Oviedo manda una carta sobre la crisis moral, la permisividad sexual. Y estuvimos 10 años luchando por que no hubiera divorcio, luchando contra las Jocas, contra los preservativos, contra la píldora del día después y ahora luchando contra las uniones de homosexuales. Pasamos del catolicismo social al catolicismo sexual, pero lamentablemente terminó en tragedia, porque quienes apuntábamos con el dedo por las conductas sexuales de los chilenos teníamos tejado de vidrio y acusaciones de abusos sexuales, y una negligencia al tratarlas que ha hecho que estemos muy desacreditados. Hemos perdido credibilidad, tenemos que recuperar la confianza.

"Que se equivoque, que diga desatinos, me parece fantástico"

-¿Ahora cambió esa mirada de la Iglesia centrado en lo sexual y pasó a lo social?

-Por cada 10 palabras que la Iglesia dice en materia social, basta que haya una que tiene que ver con lo sexual para que en los medios prevalezca esa. Pero mi sensación es que Francisco nos va a levantar la mirada, va a ponerla fuera de la Iglesia, que es donde debe estar siempre. La mirada en las cárceles, en los migrantes, en el pueblo mapuche, en los excluidos, en los problemas ecológicos y socioambientales. Nos va a hacer sacar la mirada del ombligo y ponerla en las preocupaciones de otros.

-¿Y hará que sean más autocríticos de lo que pasa adentro? ¿Más duros con los casos de abusos?

-No hemos hecho suficiente autocrítica. No hemos pedido todo el perdón que debemos pedir. Es complicado, pero el Papa nos va a reformar. Fue elegido, entre otros motivos, para la reforma de la curia, y la semana pasada, con ironía, dijo que hacer la reforma en Roma -y uno podría decir una reforma de la Iglesia en cualquier parte- es como limpiar la esfinge de Egipto con un cepillo de dientes.

-Hoy se habla incluso del peligro de un cisma en la Iglesia. ¿Se debe a la oposición que encuentra en esa curia?

-Hay algunos cardenales que se molestan por las cosas que dice. No están habituados a su forma de ser, de hablar... ¡si es argentino, porteño! Habrá algunos que aleguen. Pero si su palabra no es infalible podemos no estar de acuerdo con todo lo que dice. Tener cierta opinión pública en la Iglesia no le hace mal a nadie. ¿Que haya gente que no le guste el Papa? Me parece razonable, ¿por qué tiene que gustarnos a todos? Es el obispo de Roma, el punto de referencia que une a los obispos, no es el obispo de los obispos. Que se equivoque, que diga desatinos, me parece fantástico.

-Acá se ha dado el debate de si debe ser una visita netamente pastoral o que "venga a hacer ruido"...

-Él hace ruido donde va. Ahora, es raro que la concepción de lo pastoral sea como algo propio de la Iglesia, eso es lo que nos tiene encerrados en el ensimismamiento. Yo recuerdo el año 91, cuando llegué a Cerro Navia: la sensación era como si la defensa de los Derechos Humanos fuera algo externo de la Iglesia y había que preocuparse ahora de la liturgia, ¡como si la fe cristiana no tuviera que ver con estar del lado de las víctimas! Nada es ajeno al cristianismo ni a la Iglesia, es muy raro que "lo pastoral" sean las cosas de adentro cuando, en realidad, son las cosas de afuera.

Bolivia: "Creo que será la única cosa en la que el Papa va a ser prudente"

-Existe expectación por lo que ocurra en la IX Región. ¿La nulidad de la sentencia del caso Luchsinger afectará la visita del Papa a La Araucanía, donde puede estar más polarizada la situación?

-La violencia y la agresión no son compatibles ni con el cristianismo ni con la vida en democracia. La violencia es usada por pequeños grupos. No es el camino y debe haber Estado de Derecho. Justamente el caso Luchsinger está en manos de la justicia, se está buscando una sentencia justa. Esto, lejos de polarizar, es garantía del derecho que todos tenemos a ser respetados, independientemente de nuestro origen étnico. Implica también confianza en el funcionamiento de las instituciones. El mensaje de Francisco va en la línea de respetar la vida y asegurar la correcta aplicación de la justicia.

El Club Bilderberg no son los Amos del Mundo - Jorge Guerra

Saturday, December 30, 2017

Tras un largo silencio, reapareció el Subcomandante Marcos













29 diciembre de 2017
|
México



A días de cumplirse el 24 aniversario de la rebelión indígena en Chapas, el líder guerrillero criticó la Ley de Seguridad Interior impulsada por Peña Nieto.





Por: Télam

El subcomandante Galeano (antes autodenominado Marcos), que sigue siendo una figura influyente en el movimiento zapatista alzado en armas el 1 de enero de 1994, en el sudeste del país, reapareció públicamente para criticar la Ley de Seguridad Interior.

Galeano señaló que la ley recién promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto tiene como objetivo legitimar al "grupo armado del tricolor", en referencia al Ejército y al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que usa en su emblema los tres colores de la bandera nacional (verde, blanco y rojo).

A juicio de la oposición y grupos civiles, la norma pretende "militarizar al país" y darle cobertura a las Fuerzas Armadas para evitar que sean enjuiciadas a futuro por graves abusos contra los derechos humanos.

La ley ha sido publicada pero Peña dijo que no se pondrá en vigencia hasta que la Suprema Corte se pronuncie sobre varias demandas de constitucionalidad que serán interpuestas, entre otros, por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), reseñó la agencia de noticias Ansa.

El misterioso profesor de filosofía, de 60 años, educado en escuelas jesuitas, y quien según los servicios de inteligencia del gobierno se llama en realidad Sebastián Guillén Vicente, abandonó su ostracismo de varios meses, cuando está a punto de cumplirse el 24 aniversario de la insurrección indígena en el estado de Chiapas.

Actualmente hay una tregua no declarada entre el Ejército y los zapatistas, a quienes en cambio se les permitió instaurar zonas autónomas conforme a las leyes ancestrales indígenas, después de que fracasara un intento de diálogo entre las partes y que una reforma de derechos y cultura indígenas promovida por el Congreso fuera rechazada por los insurrectos.

Galeano difundió un largo comunicado en el cual señaló que en México hay "una banda de criminales sostenida por un grupo armado que se amparará en la Ley de Seguridad Interior".

"Al PRI no le basta la corrupción rampante, la ineficacia administrativa, la torpeza diplomática, la frivolidad como estilo de gobierno. No. El PRI necesita siempre un crimen aterrador que lo mantenga en los parámetros que le dan identidad, color, vocación y proyecto", señaló.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) anunció su participación como fuerza política en las presidenciales de 2018, por la vía independiente.

Quien busca postularse es la médica María de Jesús Patricio, quien actualmente se encuentra en campaña para recaudar los apoyos suficientes (al menos de cerca de 900.000 personas) para obtener la candidatura.

El dirigente acusó al PRI de ser el "principal responsable de la sangre que anega a todo el país con el asesinato de niños, hombres y mujeres que al salir de su casa se preguntan si volverán".

Galeano se refirió el escenario de violencia y muerte que sufre el país, que supera los 235.000 muertos y los 30.000 desaparecidos, desde que el gobierno lanzó en diciembre de 2006 la guerra contra las bandas criminales, con apoyo de las Fuerzas Armadas.

Para este fin de año se espera que el EZLN festeje el 24 aniversario del levantamiento zapatista en los 5 territorios autónomos que se encuentran en sus baluartes del nororiente del estado de Chiapas, como cada aniversario.





Sunday, December 24, 2017

El Papa Francisco advierte a la Curia Romana ante las intrigas y los traidores

Papa Francisco • Santa Sede

4 días ago

Redactora






El Papa Francisco advierte a la Curia Romana ante las intrigas y los traidores

En el tradicional mensaje navideño dirigido a los Cardenales y Superiores de la Curia Romana, el Papa Francisco advirtió ante las intrigas que se forman en los organismos eclesiásticos y ante los traidores que se dejan corromper por la ambición.

El Santo Padre, que dirigió un extenso discurso a los miembros de la Curia este jueves 21 de diciembre en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, habló de la comunión de la Iglesia alrededor del Pontífice, porque “la comunión con Pedro refuerza y da nuevo vigor a la comunión entre todos los miembros” de la Iglesia.

Afirmó que la comunión alrededor del Papa “es muy importante si se quiere superar la desequilibrada y degenerada lógica de las intrigas o de los pequeños grupos que en realidad representan, a pesar de sus justificaciones y buenas intenciones, un cáncer que lleva a la autorreferencialidad, que se infiltra también en los organismos eclesiásticos en cuanto tales y, en particular, en las personas que trabajan en ellos”.

“Cuando esto sucede –continuó–, entonces se pierde la alegría del Evangelio, la alegría de comunicar a Cristo y de estar en comunión con él; se pierde la generosidad de nuestra consagración”.

Francisco también advirtió contra otro peligro que se cierne sobre la curia, que es “el de los traidores de la confianza o los que se aprovechan de la maternidad de la Iglesia”.

Es decir, “de las personas que han sido seleccionadas con cuidado para dar mayor vigor al cuerpo y a la reforma, pero, al no comprender la importancia de sus responsabilidades, se dejan corromper por la ambición o la vanagloria, y cuando son delicadamente apartadas se auto-declaran equivocadamente mártires del sistema, del ‘Papa desinformado’, de la ‘vieja guardia’…, en vez de entonar el ‘mea culpa’”.

Ante estos peligros, el Papa exhortó a los Dicasterios de la Curia romana a “trabajar de manera conforme a su naturaleza y finalidad: en el nombre y con la autoridad del Sumo Pontífice y siempre por el bien y al servicio de las Iglesias”.

Los Dicasterios, señaló, “están llamados a ser en la Iglesia como unas fieles antenas sensibles: emisoras y receptoras” que transmitan “fielmente la voluntad del Papa y de los Superiores”.

En el mensaje de este año, además de hablar de aspectos internos de la Curia, el Pontífice meditó especialmente sobre el servicio del Vaticano ad extra (hacia afuera), resaltando aspectos externos que tienen que ver con “la relación de la Curia con las naciones, con las Iglesias particulares, con las Iglesias orientales, con el diálogo ecuménico, con el Judaísmo, con el Islam y las demás religiones, es decir, con el mundo exterior”.

La Curia y la relación con las Naciones

Francisco se refirió de forma concreta al “papel fundamental la Diplomacia Vaticana que busca sincera y constantemente el que la Santa Sede sea un constructor de puentes, de paz y de diálogo entre las naciones”.

Hizo hincapié en que “el único interés de la Diplomacia Vaticana es estar libre de cualquier interés mundano o material”. “La Santa Sede está presente en la escena mundial para colaborar con todas las personas y las naciones de buena voluntad y para repetir constantemente la importancia de proteger nuestra casa común frente a cualquier egoísmo destructivo”.

La Curia y las Iglesias particulares

“La relación que une la Curia a las diócesis y a las eparquías es de máxima importancia. Estas encuentran en la Curia romana el apoyo y el soporte necesario”, indicó el Papa.

Se trata de una relación basada “en la colaboración, la confianza y nunca en la superioridad o el contraste”.

Recordó que “el punto de referencia de la Curia romana, de hecho, no es sólo el Obispo de Roma, del que le viene la autoridad, sino también las Iglesias particulares y sus Pastores en todo el mundo, para cuyo bien, obra y actúa”.

En este sentido, destacó la importancia de las visitas ad limina Apostolorum, que “representan una gran oportunidad de encuentro, diálogo y enriquecimiento mutuo”.

La Curia y las Iglesias orientales

El Obispo de Roma explicó que “la unidad y la comunión que existe en la relación entre la Iglesia de Roma y las Iglesias orientales representa un ejemplo concreto de riqueza en la diversidad para toda la Iglesia. Ellas, en la fidelidad a sus propias tradiciones de dos mil años y en la comunión eclesial experimentan y realizan la oración sacerdotal de Cristo”.

En este sentido, insistió en la necesidad “de profundizar y revisar la delicada cuestión de la elección de los nuevos obispos y eparcas que debe corresponder, por una parte, a la autonomía de las Iglesias orientales y, al mismo tiempo, al espíritu de responsabilidad evangélica y al deseo de reforzar cada vez más la unidad con la Iglesia Católica”.

Asimismo, recordó que “la relación entre Roma y Oriente es de mutuo enriquecimiento espiritual y litúrgico. En realidad, la Iglesia de Roma no sería realmente católica sin las inestimables riquezas de las Iglesias orientales”.

La Curia y el diálogo ecuménico

En su discurso, enseñó que el diálogo con las demás confesiones y realidades cristianas no católicas es “un verdadero camino, pero, como muchas veces han repetido también mis Predecesores, es un camino irreversible y sin vuelta atrás”.

“Cuando caminamos juntos, es decir, cuando nos encontramos como hermanos, rezamos juntos, trabajamos juntos en el anuncio del Evangelio y en el servicio a los últimos, ya estamos unidos”, aseguró. “Todas las diferencias teológicas y eclesiológicas que todavía dividen a los cristianos serán superadas sólo por esta vía”.

La Curia y el judaísmo, el islam y las otras religiones

“La relación de la Curia Romana con las otras religiones se basa en la enseñanza del Concilio Vaticano II y en la necesidad del diálogo”, destacó.

Señaló, recordando el discurso que pronunció en la Universidad de Al-Azhar en el viaje apostólico a Egipto en abril de 2017, que el diálogo interreligioso está construido sobre tres orientaciones fundamentales: el deber de la identidad, la valentía de la alteridad y la sinceridad de las intenciones.

El Papa Francisco finalizó su discurso repitiendo que la Navidad es la fiesta de la fe, y “una fe que no nos pone en crisis es una fe en crisis; una fe que no nos hace crecer es una fe que debe crecer; una fe que no nos interroga es una fe sobre la cual debemos preguntarnos; una fe que no nos anima es una fe que debe estar animada; una fe que no nos conmueve es una fe que debe ser sacudida”.

Por Miguel Pérez Pichel





VATICANO, 21 Dic. 17 /(ACI).-



Fuente: 

https://www.revistaecclesia.com/papa-francisco-advierte-la-curia-romana-ante-las-intrigas-los-traidores/



Carta de los jesuitas

El mundo

19 de diciembre de 2017


En una carta dirigida a la Organización de Estados Americanos (OEA), Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), los Jesuitas de América latina y el Caribe repudian la degradación de las situación en Honduras tras unos comicios donde se “constataron signos de graves irregularidades en el proceso previo y posterior a la votación”. En ese sentido, los religiosos afirman que el pueblo de Tegucigalpa está en la calle exigiendo que se respete su voto, mientras el gobierno responde reprimiendo con “estado de sitio, toque de queda, persecución, violencia, muertos”. Los jesuitas destacan además que la postulación a la reelección de Juan Orlando Hernández es inconstitucional y que “el fraude orquestado por el presidente y sus aliados es patente”. Asimismo, llaman a los tres organismos multilaterales a declarar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana y que “con base a ese instrumento, exijan al gobierno de Honduras y a la embajada de Estados Unidos que lo apoya a la anulación de las elecciones del 26 de noviembre. Además, piden que la OEA, la ONU y la UE “promuevan y garanticen” un gran acuerdo nacional y el nombramiento de un gobierno provisional que se comprometa a realizar un plebiscito para que el pueblo hondureño decida si está a favor de la reelección presidencial. Por último, los jesuitas exhortan a que los tres organismos vigilen en tiempo razonable y posible un nuevo proceso electoral.

Saturday, December 9, 2017

JESUITAS LOS JEFES DEL LADO OSCURO

Carlos Aguiar, el arzobispo que propuso amnistía a narcos



El cardenal Carlos Aguiar Retes, confirmado por el papa Francisco como arzobispo primado de México, en relevo de Norberto Rivera quien renunció tras cumplir 75 años como lo marca la norma eclesial, ha sido un jerarca que ha construido relaciones con el poder político a lo largo de sus más de cuatro décadas de sacerdocio y ha generado polémica por proponer una ley de amnistía para narcotraficantes que quieran reivindicar su camino y tras admitir que la iglesia ha sido beneficiada por grupos del crimen.

A sus 67 años, Aguiar Retes, un sacerdote originario de Tepic, Nayarit, asume uno de los cargos más destacados de la Iglesia católica en México y ocupa el púlpito donde su voz, crítica o propositiva, resonará aun con más fuerza a como lo hizo en abril de 2008, cuando propuso una amnistía a capos del narcotráfico, nueve años antes de que lo hiciera Andrés Manuel López Obrador.

Hace nueve años, cuando ocupaba el cargo de presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (para el trienio 2006-2009) y fungía como obispo de Texcoco, Aguilar Retes reconoció que la iglesia había sido beneficiada por algunos narcotraficantes, los cuales habían sido “muy generosos” con sus comunidades y que incluso, “muchas veces”, también construían templos o capillas.

Las declaraciones del entonces obispo de Texcoco levantaron una tolvanera, como la que en los últimos días libra el líder de Morena. El resquemor no solo fue en la esfera eclesial, sino en la política.

Desde el gobierno, senadores de PAN y PRD en aquella legislatura, descartaron amnistiar a quien dejara el crimen. Carlos Abascal Carranza, entonces secretario de doctrina y formación del CEN albiazul y Santiago Creel, coordinador de bancada, coincidieron en que el fin no justifica los medios y eso “es un principio absoluto” al advertir que no se debe ceder ante la delincuencia organizada, menos conceder amnistías, un tema delicado aún nueve años después.

La Arquidiócesis, que hoy asume y deja Norberto Rivera tras 22 años al mando, reaccionó llamando a que se denuncie ante autoridades si se tienen elementos de “algún sacerdote u obispo que se hubiera involucrado” en acciones del crimen organizado.

Cuatro días después de lo dicho por Aguiar, el vocero de la arquidiócesis Hugo Valdemar respondía a las voces que demandaron se investigue a la Iglesia: “eso sería muy saludable”.

“No sé si de oficio competa a la autoridad investigar, pero si hay una denuncia que alguien esté coludido, por supuesto que es su deber presentar la denuncia. La iglesia no tiene ningún privilegio y mucho menos un fuero de facto”, defendió la oficina de Rivera Carrera.

De igual forma lo hizo la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), quien pidió a las secretarías de Hacienda y Gobernación, así como a la Procuraduría General de la República emprendieran una investigación a la Iglesia, ya que las revelaciones de Carlos Aguiar “desvelaban actos ilícitos entre narcos y predicadores”.
Vínculos con el poder

La trayectoria del nuevo arzobispo primado en la Iglesia católica ha sido extensa. Sus nexos con el poder político los ha construido sin distingo de colores, porque, así como tiene amigos tricolores también los tiene blanquiazules.

En noviembre de 2016, el Papa Francisco concedió a Carlos Aguiar el título de cardenal durante una ceremonia que se celebró en el Vaticano. Este nombramiento fue estratégico, pues sólo allanaría su camino hacia el arzobispado, un puesto en el que, además de él sonaban otros tres nombres para relevar al recién jubilado Norberto: José Francisco Robles Ortega, Jorge Carlos Patrón Wong y Víctor Sánchez Espinosa.

Basta echar un breve escaneo a la trayectoria del arzobispo para entender su ascenso. Ha ido ocupando posiciones estratégicas dentro de la iglesia, desde donde ha operado y conquistado amistades políticas importantes. Ya sea Felipe Calderón o Enrique Peña Nieto, a Carlos Aguiar le gusta rodearse de poderosos.

Con tan sólo 23 años fue ordenado sacerdote en la ciudad de Tepic en 1973, a partir de allí y gracias a su preparación, fue posicionándose ocupando cargos como presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano de de 2006-2009 y 2009 a 2012, y también la presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) de 2011 a 2015.

Estos cargos son nodales en el camino del arzobispo pues le sirvieron para tejer lazos con el Gobierno y los grupos políticos y mostrar su habilidad para relegar a la extrema derecha de la Iglesia latinoamericana.

En octubre de 2006, unas semanas antes de que se consumara la transición presidencial con Felipe Calderón asumiéndose “presidente electo” el poder con apoyo de jerarcas católicos y empresarios, el panista ofreció a los obispos luchar para otorgarles la “libertad religiosa”, un término que en la práctica pretende la libre intervención de la iglesia en la vida política del país, un promesa de la derecha desde tiempos de los cristeros.

En aquel momento, Aguiar consideró que ese “anhelado paso” se alcanzaría sin problema ante el compromiso asumido por Calderón. Sobra decir más.



Y sus vínculos con la derecha no solo se restringen al PAN. Hace una década, cuando la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) que agrupa a partidos de derecha de todo el continente abrió su sede en la Ciudad de México, a inicios de año, el obispo Aguiar estuvo presente en aquella inauguración en la que también participó el expresidente Vicente Fox. La presidía el panista Manuel Espino, miembro de El Yunque, organización de panistas de extrema derecha.

En aquel momento dicho encuentro, en el segundo gobierno emanado de la primer y única alternancia, generó la crítica por los lazos entre Estado e Iglesia.

En agosto de 2008, en plena discusión de la ley que autorizaba el aborto en la capital, la curia católica -en un hecho histórico- emitió en televisión abierta un mensaje antiabortista, en el que Aguiar Retes habló en nombre de todos los obispos del país, teniendo como fondo a la Virgen de Guadalupe, al Papa y la bandera mexicana.

El 14 de enero de 2009, Aguiar fue uno de los jerarcas católicos que encabezaron el Encuentro Mundial de las Familias, a cuya inauguración asistieron Calderón y su esposa, Margarita Zavala, esta última es aspirante independiente a la presidencia de México actualmente.
Como parte de la curia mexiquense, cercano a Peña

El pasado 24 de junio se celebró la unión entre Eruviel Ávila Villegas, exgobernador del Estado de México y María Irene Dipp, la boda fue oficiada por el padre Carlos Aguiar, entonces arzobispo de Tlalnepantla, en un evento al que acudieron 600 invitados, entre ellos, el presidente Enrique Peña Nieto y miembros de la cúpula del PRI, no obstante, la cercanía del prelado y el ejecutivo federal, es aún más añeja.

Desde que el presidente Enrique Peña Nieto era gobernador del Estado de México surgió la relación con su actual esposa, Angélica Rivera.

Fue Aguiar quien intercedió ante el Papa Benedicto XVI para que se anulara el matrimonio religioso de La Gaviota y pudiera volver a casarse por la Iglesia, con el futuro Presidente de México.



Fue en 2009, cuando Aguiar acompañó a Peña a Roma para presentarle al Papa a la actriz, antes de casarse con ella. Allí se hizo el acuerdo para que el Estado de México exhibiera una exposición fotográfica a lo largo de la Via della Conciliazione, en el Vaticano.

Su favor a Peña tuvo recompensa, ya que este lo premió con la reforma al artículo 24 de la Constitución mexicana, publicada el 19 de julio del 2013, en la que hace referencia a la libertad religiosa, de conciencia y de convicciones éticas, y a que los actos de culto no deberán ser utilizados para fines políticos. En resumen, se permite que la religión salga de los templos y se inserte en la vida cotidiana, un hecho que amenaza al Estado Laico.
La mancuerna con Bergoglio

Y tras la renuncia de Ratzinger y la sucesión en el vaticano que resultó en tener el primer Papa latinoamericano, Carlos Aguiar ya era un hombre cercano a Francisco en México. Pues fue mancuerna con Bergoglio en la Comisión Episcopal de América Latina.

En febrero de 2016, ya con Peña Nieto en el poder, la visita a México del papa Francisco despertaba altas expectativas en el país, entonces marcado por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa a manos de agentes municipales en Iguala, Guerrero; la corrupción y una lucha histórica de los jesuitas, orden a la que pertenece el pontífice y que habían intercedido sin éxito para que Peña recibiera a los padres del caso Iguala.

Para Aguiar, un hombre cercano al papa, sabía que la llegada de Jorge Mario Bergoglio iba a girar en torno a migración y la visita transcurrió sin grandes sorpresas discursivas.

En aquella visita, lo que si fue evidente fue el distanciamiento del jefe de la iglesia romana de Norberto Rivera, un hombre con claroscuros dentro de la vida política de México y que este jueves 7 de diciembre fue relevado, a casi dos meses de presentar su renuncia formal, por un hábil político eclesiástico que sabe moverse en las esferas de poder, aunque siempre cercano a los presidentes.

Con elecciones en puerta, un contexto político y social efervescente y la crisis de violencia que ha cimbrado también a la jerarquía católica, la llegada de Aguiar Retes puede también encaminar, en sus propios intereses, a la curia en una nueva dirección, ajena al camino marcado por más de dos décadas por Norberto.






Saturday, December 2, 2017

Los jesuitas y los papas: cinco siglos de historia


John W. O’Malley, SJ en Grupo Comunicación Loyola


Una relación con puntos álgidos, profundas crisis y anécdotas



Grupo Comunicación Loyola, 30 de noviembre de 2017 a las 08:46




Los jesuitas y los papas Grupo Comunicación Loyola



Religión | Libros

Un vistazo breve y ameno a los grandes hitos de una relación con puntos álgidos y profundas crisis y, por supuesto, llena de anécdotas, intrigas y controversias


(GCLoyola).- En este libro, John W. O´Malley, se adentra en la relación entre los jesuitas y el papado, desde sus inicios hasta la inesperada elección del jesuita Jorge Mario Bergoglio. Un vistazo breve y ameno a los grandes hitos de una relación con puntos álgidos y profundas crisis y, por supuesto, llena de anécdotas, intrigas y controversias.

JOHN W. O'MALLEY, SJ, profesor del Departamento de Teología de la Universidad de Georgetown, es un historiador de la Iglesia especializado en la Europa de los siglos XVI y XVII. Con su obra Los primeros jesuitas, traducida a doce lenguas y publicada en español por Mensajero y Sal Terrae, obtuvo el premio Jacques Barzun de Historia de la Cultura y el premio Philip Schaff de Historia de la Iglesia.

Para saber más, pincha aquí:




Fuente


El Papa Francisco se reúne con 16 jesuitas en Dhaka (Bangladesh) 3 horas ago




Redactora


El Papa Francisco se reúne con 16 jesuitas en Dhaka (Bangladesh)

Buen humor y pensamientos sobre el futuro

El Papa Francisco se ha encontrado con 16 jesuitas en Bangladesh, en Dhaka, el viernes, 1 de diciembre 2017, indica el padre jesuita Antonio Spadaro, director de la Civiltà Cattolica, quien participó en el encuentro, junto con el traductor del Santo Padre.

Los jesuitas se sentaron en círculo alrededor del Papa y le hicieron preguntas. En la reunión surgieron preguntas, respuestas, reflexiones, humor, recuerdos, perspectivas de futuro, y sesión de fotos, narra el padre Antonio Spadaro, autor de las fotografías.

Vemos en las fotos al Papa Francisco particularmente sonriente y relajado, e incluso estallando en carcajadas. Una reunión fraternal después de “días difíciles”, como dijo el cardenal Charles Bo en Myanmar.

ANITA BOURDIN

Encuentro con los jesuitas en Bangladesh © @antoniospadaro

(ZENIT – 2 Dic. 2017).-



Saturday, November 25, 2017

Dominus ac Redemptor



Leer en otro idioma 

Dominus ac Redemptor

Dominus ac Redemptor es un breve apostólico, promulgado el 21 de julio de 1773 por el Papa Clemente XIV, por medio del cual se suprimió a la Compañía de Jesús.



Dominus ac Redemptor


Breve apostólico del papa Clemente XIV

21 de julio de 1773, año IV de su Pontificado




Escudo de Clemente XIV


Argumento

Supresión de los Jesuitas


Documentos pontificios


Constitución apostólicaMotu proprioEncíclicaExhortación apostólicaCarta apostólicaBreve apostólicoBula



Contexto

Contenido del documento





Clemente XIV, autor del Breve apostólico Dominus ac Redemptor. Anónimo, siglo XVIII.


El documento posee 45 párrafos en total.


En el párrafo introductorio, Clemente XIV observa que como Cristo ha venido a la tierra como el príncipe de la paz, ésta se ha trasmitido a los apóstoles y al sucesor del Pedro, cuya responsabilidad es la de fomentar las instituciones que busquen la paz, y eliminar las que la obstaculicen. Es por ello que el Papa se da, como propia facultad, la de suprimir una orden religiosa si ésta atenta contra la armonía y la tranquilidad de la Iglesia.


Luego Clemente continúa con un detallado estudio de las razones que lo motivan a "extinguir" a la Compañía de Jesús:
Se enumera una larga lista de cargos contra la Orden (pero no se da sentencia sobre la validez de los cargos).
Se recuerda que, en su historia, la Orden fue severamente crítica (pero guarda silencio sobre si la crítica es o no justificada).
La angustia ocasionada a los papas anteriores por los enfrentamientos entre católicos con respecto a la doctrina jesuita es evocada (pero la sociedad no es culpada explícitamente para eso).


En una sección final, más técnica, Clemente XIV pronuncia la sentencia real de supresión de la Compañía de Jesús. Se le suman algunas disposiciones dictadas para la aplicación del breve.

La ejecución del breve

Bibliografía



PÁGINAS RELACIONADAS


Clemente XIV


Lorenzo Ricci


Supresión de la Compañía de Jesús





Fuente:



Saturday, November 18, 2017

Un día en el 'comedor de los deportados', el lugar al que llegan los repatriados de la frontera de Arizona


Un día en el 'comedor de los deportados', el lugar al que llegan los repatriados de la frontera de Arizona


"Estamos viendo más personas deportadas que han vivido por años en Estados Unidos", asegura el padre Sean Carroll, director de la organización que administra el centro que recibe diariamente a decenas deportados y les ofrece comida, asistencia médica y asesoría migratoria.

Este es el centro que ayuda y alimenta a los deportados en Nogales Univision Television Group




Por:
Paula Diaz


Publicado: nov 15, 2017 | 10:28 AM EST



NOGALES, México. – Cientos de inmigrantes deportados llegan diariamente al Centro de Atención al Migrante Deportado de la Iniciativa Fronteriza Kino (KBI), ubicado a pocos metros del puerto fronterizo Mariposa, en Nogales, Sonora, que se ha convertido en un oasis en medio de su jornada migratoria.

Los migrantes ingresan en grupos de 15 o 20, en su mano llevan la bolsa plástica con sus pertenencias que les entregan las autoridades migratorias. Algunos fueron deportados tras ser detenidos cruzando la frontera sin documentos, otros fueron repatriados después de cumplir su sentencia.

"A mí me habían deportado hace 10 años y decidí regresar, crucé ayer y me deportaron hoy. Creo que lo hicieron rápido porque soy diabético y necesitaba mis medicamentos", dijo a Univision Noticias Ramón Francisco, un inmigrante oaxaqueño.

Francisco reconoció la labor que realiza esta organización binacional que los recibe para aliviar la tristeza que sienten al tener que regresar, muchas veces con las manos vacías.

"Es una buena ayuda para todos los inmigrantes que venimos deportados, venimos de varios estados, de varias partes de México y de mi parte no tengo amigos ni conocidos ni nadie aquí", agrega este oaxaqueño.

Una de las hermanas misioneras que ayudan en el albergue se presenta: "Somos una organización católica, les vamos hacer unas presentaciones y les serviremos la comida". Durante el encuentro les explica que pueden hacer llamadas gratuitas a su familia y que al finalizar la comida les entregarán una camiseta y artículos de aseo.


En fotos: Centro de Atención al Migrante Deportado en Nogales, México




En las paredes del centro hay información sobre los riesgos de cruzar indocumentados, al fondo hay un mapa donde indica los lugares donde se han hallado restos de inmigrantes.



Los migrantes pueden asearse en el lugar, allí les entregan una bolsa con artículos de aseo.




Los migrantes reciben los alimentos dos veces al día que son conocinados por voluntarias y personal de la organización.



Este día se encuentra de visita el padre Sean Carroll, director ejecutivo de KBI, quien ofrece una oración y bendice los alimentos, posteriormente un grupo de voluntarios sirve los alimentos.

Es conocido como 'el comedor de los deportados' y desde hace nueve años atiende las necesidades de los migrantes que son rechazados en la frontera y las leyes migratorias de Estados Unidos.

"Los migrantes nos enseñan mucho ante tanta desesperanza, tanto dolor, tanta dificultad y tanta injusticia", reconoció el padre Carroll. "Me han enseñado mucho sobre lo que quiere decir perseverar con una misión". La de ellos es tener una vida digna para sus familias.

Según el sacerdote, esta es una manera de sensibilizar a muchas personas para que conozca mejor "la realidad que viven los migrantes en la frontera y hacerla más humana".

Del 1 de enero al 30 de septiembre sirvieron 28,477 platos de comida. Aunque el arresto de inmigrantes por Arizona tuvo un descenso drástico en los primeros meses del año y esto se reflejó en el comedor, los voluntarios dijeron que el número de deportados se ha incrementado en las últimas semanas y se puede constatar en el comedor deonde están sirviendo un promedio de 70 comidas por día.

"Estamos viendo más personas deportadas que han vivido por años en Estados Unidos", comentó Carroll.

Uno de ellos que llegó deportado a Nogales, Sonora, hacía tres días, dijo que ha vivido en Estados Unidos por más de 20 años y allá quedó toda su familia.

"Yo no tengo ninguna felonía, no tengo cargos criminales, caí en la cárcel por dos noches y me deportaron", mencionó el inmigrante mexicano que prefirió no dar su nombre. "Pienso regresarme, pero por California porque por allá las leyes son más razonables para uno que nada más quiere ir a trabajar y reunirse con la familia".

En medio de esa tristeza de ver como sus ilusiones por un mejor futuro de desvanecen, varios expresaron su intención de iniciar una nueva vida en su tierra y expresaron la tranquilidad que les genera llegar a este lugar donde los ayudan sin nisiquiera conocerlos.

"Es un alivio encontrar gente así que te apoye, los inmigrantes venimos sin dinero, no tenemos donde llegar, no conocemos acá, llegamos con miedo de la delincuencia. Estoy contento de llegar a un lugar como este donde nos ofrecen comida", dijo Pedro García, quien residió por 14 años en Phoenix, Arizona, con su esposa y su hija ciudadana estadounidense.

Su vida cambió de repente tras ser detenido por las autoridades migratorias, quienes hicieron efectiva una orden de deportación previa por haber cruzado la frontera sin documentos hace más de una década. García tiene planeado establecerse en México con su familia porque tiene claro que para él ''no vale la pena regresar".

En el comedor, voluntarios completan unas encuestas en las que les preguntan sobre su experiencia en el cruce fronterizo, el tiempo que estuvieron detenidos y si es que sufrieron algun tipo de abuso.

"Entre las quejas escuchamos que siguen los abusos de la Patrulla Fronteriza, sea verbal, físico o falta de acceso a la atención médica cuando se encuentran en los centros de detención", aseguró el padre.

Mencionó que en julio publicaron dos informes en colaboración con la Conferencia Jesuita sobre los abusos por parte de la Patrulla Fronteriza y la repatriación de familias por garitas diferentes. También publicaron un informe en México en cooperación con la congregación de Unitarianos de Estados Unidos sobre el abuso de migrantes por la policía mexicana.

A finales del año pasado y principios de este, comenzaron a escuchar historias de migrantes que llegaban a la frontera huyendo de la violencia en sus países y que no contaban con asesoría legal para conocer sus derechos y saber si tenían la posibiliadad de solicitar asilo.

"Ayudamos a varias personas para que tuvieran ese acceso, por lo menos a la entrevista de miedo creíble", dijo. El padre recordó que muchos inmigrantes desconocen que pueden solicitar asilo a través de la garita y enfatizó que de hecho es mejor hacerlo de esa manera.

Es por eso que debido a esta falta de conocimiento e información en el tema migratorio de quienes vienen huyendo de la violencia llegaron a un acuerdo con Florence Refugee Rights Project el pasado mes de agosto.

"Tenemos acceso a una abogada que no solo representa a los migrantes en detención en sus primeros pasos, sino que va dos veces al mes al comedor para entrevistar a los migrantes y ver las posibilidades que tienen para solicitar asilo", acotó Carroll.

Además del comedor, KBI administra un albergue para mujeres y niños, trabajan en educación recibiendo alrededor de 66 grupos de estudiantes al año con el fin de que tengan una experiencia de servicio, diálogo y reflexión. Posteriormente, dan seguimiento a esas experiencias.


¿Quién es el padre Sean Carroll?



El sacerdote jesuita Sean Carroll es el director ejecutivo y fundador de la Iniciativa Fronteriza Kino (KBI) Paula Díaz


El padre Sean Carroll nació en Boston, Massachusetts, pero fue criado en Los Ángeles, California, en la universidad ingresó a la congregación de los jesuitas. Trabajando con ellos le surgió el interés de trabajar con migrantes.

"Trabajé en dos parroquias en California y me puse en contacto con jesuitas en México para ver la posibilidad de crear lo que hoy es la Iniciativa Fronteriza Kino", recordó Carroll.

Carroll y el reverendo Peter Neeley, ambos pertenecientes a la Sociedad de Jesús de la Provincia de California, fueron asignados en ese momento a este ministerio en Arizona, que es apoyado por una coalición de órdenes religiosas, grupos de servicio social y diócesis católicas.

El nombre de la organización surgió en honor al padre jesuita Eusebio Francisco Kino quien predicó la fé católica en el sur de Arizona en el Siglo XVI
.

Reportaje especial: Misericordia en la frontera (Parte 1) Univision Television Group

Avances y proyectos

La organización se ha fortalecido este año ante las políticas antiinmigrantes de la administración Trump. Próximamente tienen planeado comprar un local en Nogales, Sonora, remodelarlo y tener un espacio más grande para ofrecer sus servicios.

Además, ampliaron el número de voluntarios para que escriban cartas y visiten a los inmigrantes detenidos en Arizona dos veces al mes.


Fuente